Explico la diferencia entre los gastos inherentes a un vehículo, cuya deducibilidad está condicionada a unos pocos supuestos, y los gastos de desplazamiento, que son deducibles, para no hacer de peor trato al autónomo que se desplaza en su vehículo privado, del que lo hace en transporte público

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡ Suscríbete al Videoblog !


Loading

Publicaciones