Muchos contribuyentes reciben notificaciones, simultáneamente, en papel y por vía electrónica. Por ello, interesa aclarar qué consecuencias tiene la apertura de una notificación electrónica, cuando no se está obligado a recibirlas por esta vía. Ello, teniendo en cuenta una reciente resolución del TSJ de la Comunidad Valenciana, y la inadmisión del recurso de casación planteado contra la misma.

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡ Suscríbete al Videoblog !


Loading

Publicaciones